diumenge, 30 de desembre de 2018

TERRASSA - LA PLAÇA DEL TRIPA ?


TERRASSA, la Plaça del Tripa

De com un robatori de plom vell, un quiosc on es juga a jocs prohibits, i una taverna, propietat d’un fatxenda, on hi ha prostitució, m’han portat a descobrir el nom popular d’una plaça de Terrassa al final del segle XIX.
Comencem pel robatori. En una denúncia feta davant del cap de vigilància de l’Ajuntament, en Jaume Miralda, trobem a Joan Soldevila i Rabaseda, que viu al carrer Sant Francesc 60, declarant que la nit passada li han robat una quantitat de tubs de plom vells i alguns aparells de gas i que no pot precisar la quantitat de cada, ja que són molts els que té dipositats a un clos de la seva propietat que té a la carretera de Montcada.
La seva esposa, na Antonia Corbera i Boada sospita de qui han pogut ser els autors de la malifeta i dóna com a possibles malfactors els noms de Pablo Salat i de Giralt (a) Mechero.
En Miralda interroga a Pablo Salat Comaposada, de 27 anys i natural de Tarrés, a la província de Lleida, i aquest confessa i l’hi explica que “esta madrugada a las cuatro han salido de la cantina de la plaza denominada del Tripa en compañia de Giralt (a) Mechero habiendose dirigido a la carretera de Moncada a un cerrado que existe en la misma saltando dentro llevandose una cantidad de plomo que han vendido en casa de un trapero de la calle de San Juan por la cantidad de 6’40 ptas.”


Plaça del Tripa? Ja tenim un nom popular que fins el dia d’avui la historiografia terrassenca no tenia controlat.
Però continuem amb el relat.
En Miralda, recordem cap de vigilància, interroga al drapaire Joan Pujol i Armengol del carrer Sant Joan 49, i aquest li diu que aquest matí ha comprat a un desconegut 32 kg de plom vell a 20 cts. el kg ignorant la seva procedència.
Com a nota aclaridora en Jaume Miralda afegeix al final de la declaració que el nom complet del tal Giralt és Antonio Giralt i Villacampa (a) Mechero.
Aquesta denúncia es produeix el mes d’abril del 1898, o com a mínim està arxivada en aquest mes a la capsa 918 de la correspondència administrativa de l’Ajuntament de Terrassa, corresponent a l’any 1898, i dipositada a l’ACVOC.
De moment quedem-nos amb el que realment ens interessa, nom popular d’una plaça de la nostra ciutat: Plaça del TRIPA.





Per trobar noves pistes sobre el tema hem de saltar a l’any següent, el 1899, i concretament el dia 26 de març, quan en Jaume Miralda envia un ofici a l’alcalde Francesc Balil i Rovira:

“Excmo. Sr.
Tengo el honor de poner al superior conocimiento de V.E. que ayer se jugó a los prohibidos en el quiosco de la plaza nº 1, que representa D. Enrique Taló Duran (a) Tripa, en el denominado “La Señora” según confidencia reservada.
Dios que a V.E.m.a.
Tarrasa 26 de marzo 1899
Jaime Miralda.”




Alto, ja ho tinc? Enric Taló Duran (a) Tripa. Quiosc núm. 1 de la plaça. Però de quina plaça?  Quin quiosc? Seguim igual, millor dit, ara ja sabem que hi havia un personatge que per mal nom li deien el Tripa.



Seguim investigant. Com a conseqüència d’aquesta denúncia el governador civil imposa una multa al Tripa i l’alcalde li comunica d’aquesta manera:

 “Resultando de la denuncia formulada por los agentes de esa Alcaldia que se me comunica con fecha 27 del mes de marzo último que en el Kiosco nº 1 de la plaza Mayor de esa Ciudad, de Enrique Taló, se infringen las disposicions de la circular de este Gobierno de 27 enero 1898, en uso de las atribucions que me confiere el articulo 22 de la ley provincial, he acordado imponer al expresado sujeto la multa de 125 pesetas que hará efectiva en el papel correspondiente de pagos al Estado en el plazo de 10 dias, ingresandolo en la carcel para que extinga 15 dias de arresto  si transcurrido este plazo no acredita haver realizado el pago.
Lo digo a U. para que lo notifique al interesado, dandome conocimiento de haberlo hecho.
Dios  guarde a ....   Barcelona 1º Mayo 1899
Al marge figuren:
Vigilancia
Nº 1845
Recibi copia de la presente comunicación
Tarrasa 3 Mayo de 1899
I la signatura de: Enrique Taló”







Nova pista, quiosc núm. 1 de la Plaça Major. Però no tinc cap constància ni oral ni escrita que la Plaça Major, avui plaça Vella, mai hagi estat coneguda com a plaça del Tripa.
Seguirem amb les trapelleries del Tripa per veure si finalment en podem treure l’entrellat.
El Tripa rep la notificació de la multa de 125 pessetes, la signa, però no la paga i per tant li toca compensar-ho amb uns quants dies de presó:

“Sr. Alcaide de la carcel de este partido.
Sirvase V. dar ingreso en esa cárcel al vecino de esta Ciudad Enrique Taló en cuyo establecimiento penitenciario debe permanecer arrestado por espacio de 15 dias bajo la custodia y responsabilidad de V. en cumplimiento de una órden del Excmo. Sr. Gobernador Civil, fecha 1º de este mes por no haber satisfecho la multa que dicha Superior Autoridad le impuso por medio de la citada orden.
Dios guarde a V.
20 Mayo 1899”




Aquest cop el nostre amic no li queda cap més remei que passar uns quants dies a l’ombra com molt bé ho fa saber l’alcalde Belil al senyor governador:


“Excmo. Sr. Gobernador Civil.
Tengo el honor de participar a V.E. que en el dia de hoy ha ingresado en la Cárcel de este partido el vecino Enrique Taló a fin de cumplir el arresto de 15 dias ordenado por V.E. en comunicación de 1ª de este mes por no haber satisfecho la multa que se le impuso a pesar de haber transcurrido, con exceso, el plazo que se le señaló al efecto
20 Mayo 1899”





Ara saltem tres mesos concretament el dia 17 d’agost, recordem del 1899, i trobem una comunicació de l’alcalde dirigida a l’Enric Taló, comunicació núm. 163 del negociat de vigilància de l’Ajuntament i que diu:

“ALCALDIA CONSTITUCIONAL DE TERRASA
NEGOCIADO vigiláncia
NUMERO 163
En vista de las repetidas quejas de los vecinos de la plaza del Progreso y calles colindantes, de esta Ciudad, contra los actos inmorales y perturbadores del orden y sosiego de este pacífico vecindario, que se viene realizando en la taberna o bodegón que V. posee en dicha plaza, he dispuesto que a partir del dia de hoy, cierre V. el espresado establecimiento, todas las noches a las 10 en punto, de modo que, desde dicha hora y durante el resto de la noche no permita V. que entre o salga de aquél persona alguna estraña a la casa y mucho menos que se reunan en ella sugetos y mujeres de ninguna classe, previniendole que de no cumplir esta órden le exigiré la mas estrecha responsabilidad por desobediència.
El Alcalde Francisco Belil Roura.
Al marge: Recibí el duplicado.
                   Por ausencia del interesado firman los testigos
                    Cayetano Villahoz
                     Baldomero Petchame”





Ja ho tenim, la cantina de la qual varen sortir a les quatre de la matinada els lladres amb qui he començat el relat, i que estava a “la plaza denominada del Tripa”, era la de l’Enric Taló (a) Tripa i estava situada a la plaça del Progrés, per tant la plaça de nom popular “del Tripa” era la plaça del Progrés.
Aquí podria acabar el relat. Ja he trobat el que buscava, però com que en aquesta cantina, i en aquells dies, i succeïen uns fets curiosos, continuaré amb una mica més d’història.
Trobo una denúncia presentada als jutjats amb data 19 d’agost i que és molt aclaridora del que realment passava en aquesta plaça i voltants:

“El dia catorce del mes en curso esta alcaldia presentó a V.I. una comunicación denunciando a Teresa Ribot Alsina, natural de Pals (Gerona) junto con otras dos persones por desobediéncia grave a mi autoridad. La  desobediéncia se trataba en que habiendo sido requerida la tal mujer al mediodia del dia trece por esta Alcaldia, para que se abstuviera de dedicarse a la prostitución, por cuya causa havia sido expulsada de esta Ciudad otras tres veces en cosa de un mes, y habiéndose conminado con que de no complir esta orden se la tendria por desobediente a la Autoridad obrando con todo el rigor legal, y habiendosele hecho tomar el tren de la una de la tarde con destino a Sabadell, su residencia, a las cuatro de la tarde del mismo dia regresó a esta Ciudad dedicándose toda la tarde y noche a su repugnante comercio. Puesta a disposición de ese Juzgado continuó en la detención a que le havia sujetado esta autoridad hasta el dia 16, por noticies que se me han comunicado, ausentandose el dia siquiente de esta Ciudad, segun me han noticiado mis agentes.
Pués bien, a pesar de los apercibimientos de esta Alcaldia, de la denuncia formulada ante ese Juzgado y de las diligencias criminales, que es de suponer se la instruyen, a noche fué sorprendida por los guardias municipales Villahoz, Petchamé y Bogunyá en un cobertizo de la ladrilleria conocida por la del Palma sita en las afueras de esta población a cien passos del bodegón de Enrique Taló (a) Tripa, en donde se albergava anteriorment, hallandose al ser sorprendida en compañia de varios hombres, habiendo indicios de que allí se dedicava a la prostitución.
Detenida por dichos guardias en cumplimiento de las órdenes que esta Alcaldia les tiene dados parece que manifestó que cuantas veces la expulsaran volveria aquí a ejercer su comercio profiriendo otras expresiones mal sonantes de desprecio a la Autoridad.
Entiende esta Alcaldia que dicha mujer fué sorprendida en flagrante delito de desobediéncia grave a la Autoridad definida y penada en el articulo 265 del Código Penal interpretado con el espíritu del Tribunal Supremo en sentencies de 16 Marzo 1872 y 26 Marzo 1884 y muy particularment en la de 30 de Noviembre de 1887, puesto que la denunciada con su conducta no se ha limitado a un acto de incumplimiento de orden de la autoridad sinó que con grave desprecio de esta ha demostrado persistente ánimo de desobedecer sus mandatos terminantes, dados en uso de sus atribucions, puesto que la Alcaldía como representante del Excmo. Sr, Gobernador civil, puede prohibir la prostitución no sujetandose a las prescripciones gubernativas y de higiene vigentes y la denunciada carece de los documentos que la habilitan para ejercer de meretriz, no guardando tampoco los demás requisitos que exige el Reglamento promulgado para esta materia por el Sr. Gobernador civil de esta provincia.
Y en cumplimiento de las disposicions vigentes pongo en conocimiento de ese Juzgado los hechos referidos que considera criminosos a fin de que puedan ser depurados y castigados poniendo a la vez a disposición del Juzgado a la denunciada que se halla detenida en las Cárceles de este partido.
Tarrasa 19 Agosto de 1899.”






I un dia després la denúncia contra la Teresa Ribot i Alsina:

“Tengo el honor de poner en conocimiento de V. que se ha recibido en este Juzgado una comunicación de esa alcaldia denunciando a Teresa Ribot Alsina por desobediéncia grave a la Autoridad
Dios guarde a V.
Tarrasa 20 Agosto 1899
Sr. Alcalde de esta Ciudad”

Tenim un nou personatge a la història del Tripa, es tracta de na Teresa Ribot i Alsina, prostituta que feia estada a la taverna de l’Enric Taló, i que juntament amb Beatriz Puig i Soler, eren les encarregades d’animar les nits en una plaça Progrés que en aquells temps marcava el límit entre la Ciutat i els afores.






A partir d’aquests fets el Governador Civil imposa una multa de 500 ptes. a l’Enric Taló i de 50 ptes. a les dues dones, però quan els municipals intenten comunicar-ho als interessats els hi és impossible, tots tres s’han fet escàpols i en data 23 de setembre ho fan saber al Governador:

 “ Vigilancia Nº 342 Setbre. 23
Excmo. Sr.
Cumpliendo lo ordenado por V.E. en comunicación de fecha 22 de Agosto último nº 3464, tengo el honor de participarle que oportunamente comunicó esta Alcaldia la órden de imposición de las multes de 500 pesetas a Enrique Taló (a) el Tripa y de 50 pesetas a Beatriz Puig Soler sin que las hayan satisfecho a pesar del tiempo transcurrido, ignorando esta Alcaldia el paradero de dicho Taló, quien ha desaparecido de esta Ciudad, por lo que, de momento y hasta que se le encuentre, no es possible exigirle la responsabilidad subsidaria. En cuanto a la Beatriz Puig, teniendo noticia de que reside en Sabadell, hoy mismo he oficiado a la Alcaldia de dicha Ciudad para que sufra aquella el arresto subsidiario.
Y por lo que respecta a la multa impuesta, de 50 Ptas,. A Teresa Ribot Alsina en méritos de la expresada comunicación todavia no ha sido posible notificarla a la interesada porque desaparició de esta población y se ignora en absoluto su paradero.
Dios guarde..”.



Pocs dies després l’Enric feia cap altra vegada a la Ciutat i el dia 30 d’octubre trobem una nota del director de la presó, Antonio Garcia, informant del fet que el dia 25 havia ingressat en el centre penitenciari l’Enric:

“CARCELES NACIONALES DEL PARTIDO DE TARRASSA
M.I.S.
Pongo en el superior conocimiento de V.E. que el dia 25 ingresó en estas Cárceles Enrique Taló  (a)  Tripa en objeto de estinguir la multa de 500 pesetas equivalentes a quince dias de prisión dejando extinguida dicha multa el dia 8 de novembre de 1899 que será puesto en libertad sinó hay orden en contrario.
Dios guarde a V.E. muchos años.
Tarrasa 30 Octubre 1899
El Jefe Antonio Garcia
M.I. alcalde de la Ciudad de Tarrasa”

No he trobat constància del que va passar amb la Beatriz i la Teresa.
Com a última dada puc dir que l’Enric Taló i Durán el trobem en el cens de l’any 1894 domiciliat al carrer de Baix Plaça núm. 25, d’ofici empleat de fàbrica, i en el cens del 1903 apareix amb l’ofici de “Tabernero”.





I fins aquí la història d’uns lladres de poca volada, unes prostitutes i un facinerós que va donar nom popular a una plaça de la nostra Ciutat a finals del segle XIX, la plaça del Tripa o plaça del Progrés.

Fonts de documentació:

ACVOC – AHT  Ajuntament Terrassa correspondència administrativa, capses 215, 216, 217, 218. (1898 - 1899)
Fotos: fons Ragón /  AMAT
Rafael Aróztegui i Peñarroya, desembre 2018. 


FESTA del CASAMENT VUITCENTISTA DE L'ANTIC POBLE DE SANT PERE 2022

  FESTA del CASAMENT VUITCENTISTA 2022 UN RECORD PER EN JOAQUIM VERDAGUER (1945-2022) En Joaquim, com a santperenc de pro, no podia faltar a...